El valor de la Elegancia

La elegancia  es algo innato,  evoca a una prestancia personal.

Aquellos que la poseen, desprenden un aura de sutileza superior y de extraña calidad de espíritu, son personas que se muestran misteriosas, es algo intangible.

Si la elegancia pudiera imitarse perdería el poder casi mágico que lleva a la seducción, la admiración y la cotización.

Pero para “saber estar” además de la elegancia es indispensable la inteligencia  y la bondad, ya que el que “sabe estar” mide sus intervenciones, administra en su justa medida la intensidad de sus posturas o comentarios, sabe manejar los silencios y utiliza las palabra apropiadas en cada momento.

Ser bondadoso y magnánimo es un prueba de elegancia, al igual que escuchar, subordinarse en la conversación.

En resumen, el que “sabe estar” primero  tiene que “saber ser”.


Cary Cooper


Audrey Hepburn

Creo que estos dos actores son un reflejo de “El Valor de la Elegancia “
 Para terminar una frase que leí hace poco  y que quería compartir con vosotros ya que viene a colación con el post de hoy.

“El colmo de la elegancia es exactamente lo que ahora no está de moda: el sentido común, la coherencia, el racionalismo, la memoria larga, el humor y el espíritu crítico” 

¿Qué opináis ?

Besos!!

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *